Qué es la ciberseguridad y cómo aplicarla en las empresas

Mar 3, 2021 Actualidad, Blog

Las empresas almacenan información vital (finanzas, datos de clientes, cuentas bancarias, etcétera), datos que son el objeto de deseo de un sinnúmero de delincuentes informáticos. Este es el motivo por el que la ciberseguridad es clave para protegerse frente a todo tipo de ataques informáticos. 

¿Qué es la ciberseguridad en la empresa?

La ciberseguridad no es únicamente tener instalado un antivirus o un cortafuegos. Los ataques informáticos o ciberataques pueden afectar a los sistemas de la empresa impidiéndole volver a la normalidad durante días si no se es capaz de dar con una solución 

Por otra parte, el robo de datos personales que cada empresa está obligada a proteger puede suponer un grave problema legal y de desprestigiosin pasar por alto el hecho de que un ciberdelincuente pueda vender información a nuestra competencia. 

Así pues, la ciberseguridad no es ni mucho menos un lujo destinado a las grandes corporaciones, es una necesidad para todo tipo de negocios, desde los más modestos hasta las grandes multinacionales. 

Para conseguir que una empresa sea más segura desde el punto de vista de los sistemas informáticos, hay que tomar medidas de diversa índole. Además de mantener actualizados los programas informáticos y sistemas operativos, es imprescindible contar siempre con la última versión de antivirus, controlar el acceso a la información y formar en ciberseguridad al eslabón más débil: las personas. 

Controles de acceso seguros

Los servicios de almacenamiento en la nube permiten acceder a la información desde cualquier dispositivo en cualquier lugar del mundo.  

Esta es una gran ventaja que favorece la movilidad, el trabajo colaborativo y la agilidad en la toma de decisiones. Ahora bien, solo se debe confiar en un proveedor que garantice el acceso seguro y las comunicaciones encriptadas.  

Por otra parte, cada organización debe velar por los permisos que concede a sus empleados. El sistema de control de acceso puede ir desde la introducción de una simple contraseña hasta el reconocimiento biométrico. 

Copias de seguridad y antivirus actualizados

Los ataques informáticos pueden ser de diferente naturaleza. Algunos son capaces de dejar inutilizados los equipos, por lo que es indispensable contar siempre con copias de seguridad actualizadas que eviten la pérdida de datos.  

Si la información se pierde o se roba, se paraliza la actividad de la empresa y se puede llegar a perder mucho tiempo y dinero hasta poder recuperar el ritmo normal de trabajo. 

La política de copias de seguridad debe determinar el método, la frecuencia, el soporte y el tipo de custodia. Una alternativa a las copias físicas es el uso del almacenamiento en la nube. Los servidores en la nube disponen de copias de seguridad en todo momento.  

La protección antivirus es esencial para evitar el robo de datos. Lo idóneo es que la herramienta elegida detecte en tiempo real amenazas informáticas, direcciones URL maliciosas, intentos de phishingspam y cualquier otro intento de ataque. 

Programas, aplicaciones y dispositivos

Cualquier herramienta digital que se use en la empresa debe estar protegida frente a ciberataques: dispositivos móviles, programas instalados, aplicaciones descargadas o redes corporativas, entre otras. 

Una acción tan sencilla como actualizar los programas y herramientas digitales aumenta notablemente el nivel de protección. Cada nueva versión de software suele incluir parches de seguridad ante las vulnerabilidades detectadas. 

También es recomendable monitorizar las actividades en red, proteger la conexión WiFi haciendo que la red no sea visible, cambiar la contraseña del enrutador o controlar los accesos desde dispositivos móviles.  

Fuente: News SAP